Copa Robótica, mucho más que un torneo

  • Por Mike Santos
  • 19 septiembre, 2019

Copa Robótica, mucho más que un torneo

Copa Robótica, mucho más que un torneo 900 601 Educabot

Candelaria Ruiz Casas la capitana del equipo que representó a Argentina en First Global Challange en México ´18, te cuenta como vivió Copa Robótica, la competencia de ciencia y tecnología más emocionante del año.

Copa Robótica, mucho más que un torneo

A veces pensamos en competencias de robots, y lo primero que se nos viene a la cabeza son luchas violentas y destructivas, donde solo se busca ganarle al otro y demostrar quién es superior. ¿Pero qué tenemos para decir sobre todo el trabajo detrás de ese robot? El esfuerzo, el sudor, y las lágrimas tanto de frustración como de felicidad. ¿Y sobre la colaboración? El trabajo en equipo, la ayuda entre contrincantes, la solidaridad y humildad, la generosidad de compartir las buenas ideas y de simplemente ayudar al otro para que le vaya lo mejor posible. Y más importante, ¿cuál es el verdadero significado de ganar? ¿Acaso será que hay un estereotipo sobre las competencias que no refleja la verdadera esencia de la robótica y todo lo que esta conlleva?

El pasado 29, 30 y 31 de agosto se realizó la Copa Robótica, que es la competencia nacional más grande del país, donde había un representante por provincia, para seleccionar al equipo que viajará a la instancia internacional de FIRST Global Challange, el mundial de robótica más grande del planeta. El año pasado tuve el honor de ser la capitana del equipo nacional que representó a la Argentina en la edición 2018 del FIRST Global Challenge, y este año además pude vivenciar la Copa Robótica 2019. Desde mis experiencias es que puedo afirmar que la robótica va más allá del robot y los torneos. No todo se basa en cuál es robot que gana más puntos, el primer equipo en la tabla, y similar. La verdadera esencia de la robótica se remonta mucho más atrás y más profundamente.

RESUMEN COPA ROBÓTICA

Ver la competencia desde afuera me permitió observar y volver a vivenciar el verdadero espíritu de la robótica que yo sentí en el 2018. En primer lugar, la Copa tomó el lema de FIRST Global Challenge como emblema y objetivo: “For the Inspiration and Recognition of Science and Technology” (Para la inspiración y el reconocimiento de la ciencia y tecnología). No son ningún secreto los desafíos a los que nos enfrentamos día a día: desde la contaminación del agua y los problemas de cyber-seguridad, hasta la crisis energética. Todos estos problemas suenan desafiantes y más importante, tan complicados que sólo los adultos podrían resolver. Pero eso no es verdad.

La juventud de hoy en día posee las herramientas suficientes como para poder resolverlos e idear posibles soluciones o al menos mejorar la situación. Es por todo esto que la Copa Robótica cumplió un rol tan importante en despertar la vocación científico tecnológica en los adultos del futuro. Uno podía ver, y escuchaba historias de cómo los chicos pasaron de no estar involucrados directamente con la tecnología, a apasionarse tanto como para pasar días enteros y vacaciones, feriados, fines de semana y noches eternas armando el robot.

La magnitud de este tipo de eventos para potenciar al otro, motivarlo y sumarlo a la ola tecnológica sobre la que estamos subidos, es más que profunda. FIRST Global Challenge y la Copa Robótica cambian vidas, te marcan un nuevo camino, te muestran un futuro y abren puertas que uno nunca antes había visto ni imaginado. Estas competencias demuestran que todos tenemos un lugar en la tecnología y que no hay que ser genios para lograr grandes cosas.

Copa Robótica, mucho más que un torneo

En semejanza, Copa Robótica tiene una gran importancia como preselección para FIRST Global Challenge. El equipo más óptimo, con el robot más eficaz, las mejores estrategias, y éticas de trabajos, es el que resulta ganador y viaja a la instancia internacional en Dubái para representar al país. Y la importancia de la Copa también radica en el hecho de que, en los dos meses previos a Dubái, el robot que viaje será mejorado con la ayuda de todos los equipos participantes. Ya que en la competencia se visualizaron 24 robots completamente diferentes entre sí, todos con cualidades únicas e ideas diferentes e innovadoras. La diferencia enriquece, ya que nos complementamos con nuestras habilidades y singularidades, y es por esto que el equipo misionero terminará llevando una parte de cada equipo, y será una mezcla de todos, ya que así obtendrá los mejores resultados. La colaboración y trabajo en equipo serán ayudas invaluables para FIRST Global Challenge. Paralelamente, esto se transmite directamente desde FIRST Global Challenge al unir a más de 200 países en una competencia global: todos somos diferentes, y eso no nos distancia, sino que nos une y fortalece. Su objetivo es unir a la juventud del mundo, como la Copa Robótica unió durante tres días, a la juventud argentina.

Involucrarse de esta forma tan desafiante con la tecnología provoca un enorme crecimiento personal, debido al esfuerzo, pasión y constancia que conlleva. Y este es el verdadero significado de ganar. No es sólo la performance en la competencia, sino también todo el camino transitado para llegar a esas instancias, todos los obstáculos sorteados, y por supuesto, lo que despierta en uno. Ésta es la esencia de la robótica no tan difundida, su verdadero significado. Las enseñanzas que deja son mayores a cualquier otra experiencia de vida. Porque al final del día y a medida que pasa el tiempo, uno gana más confianza en sus habilidades, y puede darse cuenta que no todo es ciencia ficción, y que aquellas cosas que admirábamos o veíamos fascinados a través de la televisión o algún video, las estamos haciendo nosotros. Estamos cumpliendo un sueño y al mismo tiempo, dejando nuestra huella en este mundo. La Copa Robótica tiene el poder de propulsar este cambio y desvelar el potencial escondido de cada uno, y convertir la construcción de un robot, en la experiencia más profunda e inolvidable de la vida.

Abrir chat
1
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by